LA LIBERTAD FINANCIERA

5 03 2010

La Libertad Financiera
– Marintaler en Nettby

La mayoría de las personas darían cualquier cosa por obtener dinero a cualquier precio: es el mismo dinero que va y viene como el agua y no se queda contigo para siempre. Debemos conseguir que el dinero que retorne a tí en cada ciclo no sea el mismo, sino cada vez incrementado.

Viernes, 8 de enero de 2010, 10:52, lecturas: 23 – marintaler 52

Y permitir que nuestras cosas estén por encima del dinero, como el don de la palabra que nos permite comunicarnos con nuestros semejantes, creando amistad aunque sea mediante signos escritos o lenguaje de mudos.

La amistad es el más precioso tesoro que reside en las profundidades del océano de nuestras existencias. Somos granos de arena en el arenal del Universo infinito aún por explorar en su totalidad. Al contemplar el inmenso Universo, quizá deseemos que una de esas estrellas viva con nosotros para siempre e intentamos atesorarla.

Deseamos atesorar oro y pagamos por su precio, mientras que el agua es gratuita. Podemos vivir sin oro, pero no sin el oxígeno que nos proporciona el agua. Y aún así, la inteligencia cultivada vale más que el oro: nos coloca en el vértice superior de la pirámide de la creación.

Con la inteligencia cultivada, la atención está más cerca de las personas. Y hay tántas personas en el mundo que se sienten desvalorizadas que necesitamos atender reconociéndoles, siempre que sea posible, que tienen el tesoro más precioso: la vida.

Son nuestros corazones los que marcan el rumbo de nuestras existencias, aportando oxígeno a nuestros cerebros y llevando oxígeno a todas las células de nuestros organismos. Pero por encima de todo debemos ser integrales, íntegros en la concepción de la vida. Honestos con nosotros mismos.

La elegancia y el esplendor que deseamos para nosotros mismos se las podemos proporcionar a los demás. La persona de corazón vive con el alma. Cada uno de nosotros es singular en su género: somos espíritu.

Y con el espíritu podemos alcanzar las cotas más altas que la naturaleza humana pueda generar y proporcionar. Es el mismo espíritu que ha impulsado a los grandes creadores y pensadores del mundo a darnos un mundo mejor tras cada generación, más cálido, participativo y humano.

Si somos sinceros al tratarnos, podemos acompañar con nuestros experimentos las experiencias de los demás. El éxito depende de una senda que permita proporcionar una vida mejor a los demás. No se puede escapar de ello. Y dar gracias a Dios que es el que lo hace todo.

Una constante lluvia de ideas, pensamientos, programas y sugerencias nos llevan a comunicarnos con los amigos y compañeros de la vida que tienen, más o menos, nuestros mismos intereses. Pero hemos de ampliar este círculo cada vez más, de modo que muchas voces en el mundo conciban la misma esperanza de alcanzar el éxito más rotundo en la libertad financiera partiendo de cero.

En suma, el éxito nos conduce a:

1. Asumir mayor responsabilidad en el logro de los propios resultados.
2. Comunicar con mayor seguridad, confort, autenticidad, presencia escénica e impacto tanto en situaciones interpersonales como grupales.
3. Presentar ideas a uno mismo mismo de forma asertiva, convincente y persuasiva.
4. Buscar contactos de forma sistemática que ayuden a conseguir los propios objetivos.
5. Llevarse bien con los demás y lograr su cooperación.
6. Abrirse a nuevas posibilidades de acción.
7. Desarrollar la propia creatividad y la capacidad de innovación.
8. Ofrecer evaluaciones positivas y motivadoras.
9. Conducir reuniones.
10. Alcanzar la libertad financiera.

En cuanto a este punto, esto es la libertad financiera, tenemos que ésta se estructura así:

1. El pasado como ancla del futuro financiero: habilidad para hacer realidad nuestros sueños de niños.
2. Afrontar los miedos y crear nuevas verdades: crecer y afrontar el control de nuestros gastos.
3. Ser honesto contigo mismo: la sinceridad te hace auténtico.
4. Ser responsable con tus seres amados: cuida a las personas por encima de las cosas.
5. Respeta a tu dinero, pero primero a tí mismo: gasta menos de lo que tienes.
6. Confía en tí.
7. Ábrete para recibir todo lo que te está destinado y acéptalo tal cual, con agradecimiento: el dinero fluye hacia tí de forma natural.
8. Comprender el ciclo natural del dinero: el dinero siempre vuelve a tí.
9. Reconocer la verdadera riqueza: es el alma el que mueve al cuerpo, y no al revés.
10. Apreciar el verdadero valor de la vida: la persona vale más que todo el oro del mundo.

Un saludo!

Marintaler
Barcelona

Anuncios

Acciones

Information

One response

4 04 2011
PLANIFICACIÓN ESTRATÉGICA Y COACHING EMPRESARIAL « Coaching Instantáneo Autoayuda ®

[…] si el dinero invertido en la empresa ya trabaja por sí solo o no, y qué debo hacer para obtener la libertad financiera, controlar el balance; el análisis financiero; y el análisis de crecimiento además de un plan de […]

Déjanos tu opinión

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: