U4. VIVIR TU PASIÓN

14 06 2011

Preparando el material para mi artículo, me topé con grandes autores de reconocido prestigio: Antonio Battro, Candace Pert, Eric Jansen, Howard Gardner y Sir Ken Robbinson. Ciertamente, sin lugar a dudas, el personaje que más ha calado en el tema educacional que, a fin de cuenta, es el mundillo en el que nos movemos todos, es Sir Ken Robbinson quien estuvo presente en “Creatividad e Innovación”, un simposium llevado a cabo en Navarra con  motivo del Año Europeo 2009. En este simposium aprovechó la oportunidad para dara a conocer el lanzamiento de su libro en español intitulado “El Elemento” y en otras lenguas como el holandés. El elemento al que se refiere Robbinson, a mi entender, es un sistema educativo caduco que en nada aprovecha el talento y la innovación. Hay una frase que se le atribuye que dice algo así como si tu hijo es bueno en matemáticas en el colegio, ¿por qué le pones un profesor de música?

Robbinson considera que el sistema educativo ha de estar hecho para las personas, y no al contrario. Que es un sistema alineado, como la producción de cualquier fábrica, cuando debería ser orgánico. Y lo aclara con una metáfora: estamos destruyendo los recursos naturales y tenemos una crisis climática; pero hay otra crisis aún peor que es la crisis de los recursos humanos. Y ello es así, aclara, porque nuestro sistema educativo europeo debe ser más agrícola que industrial, toda vez que el agricultor sabe lo que necesita el campo para hacerlo fértil o para que florezca el campo. De la misma forma, sugiere, las materias del sistema educativo debe ser hecho para cada individuo.

Las Universidades están saturadas de promesas y de deserciones. La única forma de acabar con las deserciones universitarias es aprovechar el talento de cada uno. No somos clones de nadie. Y el sistema educativo, al ser lineal, ofrece las mismas materias para todo el mundo, sin importar en qué destacas. Robbinson cree en un sistema educativo donde se aproveche el talento de cada uno y se desarrollen las habilidades individuales conforme sea la creatividad de cada uno.

Llegados a este punto hay que reconocer que la inteligencia es diversa, dinámica y distintiva. Esto es, nos ayuda a validar nuestra inlcinación, a encontrar la inspiración y nos permite compartir sinergías. Quiere decirse, que la inteligencia puede encontrar barreras personales, sociales y culturales. Pero ello no es óbice para mermar el avance hacia el reconocimiento, la facilitación y el desafío que plantean los mentores y coaches. De un lado, porque la educación elemental es jerárquica, personalizada y en función de las materias; y de otro, debido a que, en suma, tenemos que descubrir nuestro propio elemento: la clave está en encontrar y vivir tu pasión.

RICARDO MARÍN TÄLERO

COACH PROFESIONAL DE AECOP

Barcelona, martes 14 de junio de 2011 – 20:44:59 horas

Anuncios

Acciones

Information

Déjanos tu opinión

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: