Da vida a tus sueños

5 07 2015


La edad no existe

Ricardo Marín Tälero


Sidarta Gautama, más conocido como Buda Gautama, Sakiamuni,o simplemente Buda, fue un sabio bajo cuyas enseñanzas se fundó el Budismo. Nació en la ya desaparecida república Sakia, en las estribaciones del Himalaya. Enseñó principalmente en el noroeste de la India.

Debido a ciertas interpretaciones erróneas muy comunes, debe enfatizarse que el Buda Gautama no es un dios. Esto no sólo fue asegurado por el propio Sidarta Gautama, sino que también la cosmología budista hace esta distinción al afirmar que únicamente los humanos —pero no se limita a esta humanidad en particular— pueden lograr el estado de buda, pues en estos reside el mayor potencial para la iluminación.

Sidarta Gautama enseñó el camino medio entre la complacencia sensual y el ascetismo estricto —practicado en el movimiento Sramana, común a esta región de la India. Más adelante enseñaría a lo largo de las regiones del este de esta nación, tales como Magadja y Kosala.

El Sakiamuni es la figura central del budismo y sus relatos, discursos y reglas monásticas son creencias budistas que, después de su muerte, fueron resumidas y memorizadas por sus seguidores. Existen diversas colecciones de dichas enseñanzas que le fueron atribuidas y transmitidas por tradición oral, hasta ser escritas aproximadamente 400 años después de su fallecimiento.

En la búsqueda hacia dentro, liberando nuestros sueños, nos topamos con el ego. Según Sidarta Gautama, hay siete pasos para superar al ego:

1. No te sientas ofendido

En PNL hay una técnica para superar ciertos mensajes, internos o externos, que pueden dar a confusión y que se resuelven haciendo preguntas. Me refiero a que muchas veces damos las cosas por sentadas cuando ni siquiera nos las han dicho. Así, por ejemplo, sucede con las expectativas que tenemos de la vida, acerca de alguien cercano que te dijo, no te dijo o te dejó de decir. Entonces comenzamos a elucubrar creando confusión en nuestra mente.

¿Qué preguntas hacer, entonces? Todas aquellas preguntas aclaratorias: qué, para qué, cuándo, dónde, quién, en qué, cuál,  con qué; evitando por qué y cómo, que enredan aún más. Así, por ejemplo, con las generalizaciones, entre otras: “Todos los hombres son iguales”; ¿todos?, ¿qué hombres son iguales?, ¿cuáles hombres son iguales?, ¿en qué son iguales los hombres?, ¿cuándo son iguales los hombres?, ¿dónde son iguales los hombres?, ¿con qué son iguales?

2. Libérate de la necesidad de ganar

Nos sentimos atraídos por esa fuerza de superación de ganarnos incluso a nosotros mismos. Todo es competitivo y se dice que gana el mejor, incluso en grupo. Se trata de demostrar que somos mejores que nadie.

Lo cual nos hace responsables tanto si ganamos como si no ganamos. Aunque si ganamos, decimos que ha sido gracias al equipo; y si perdemos, la culpa es nuestra. Lo que causa un estado de estrés e insatisfacción continua.

Entonces, ¿cómo superar la necesidad de ganar? Mediante la salud emocional, esto es, la gestión de nuestras emociones. Reconocer, en definitiva, que lo importante es tu paso por la vida y dejar una huella en tu camino sin esperar si te siguen o no: la paz interior está vinculada a cada uno.

3. Libérate de la necesidad de tener razón

El hecho de tener razón es signo que otro no tiene razón. La razón es compartida; no es propiedad de nadie. Igual sucede con la verdad y el mundo de las ideas.

Lo mejor para superar esta ansia por tener razón, consiste en dialogar; esto es, aceptando el punto de vista del otro para, junto con tu propio punto de vista, crear un punto de vista común que enriquece a las personas. De otro modo, entramos en discusión; lo cual, conlleva a que cada uno se aferre a sí mismo como el hombre a su capa cuando hace viento. No obstante, el calor del sol de un diálogo cálido hace que sea cada hombre quien se desprenda de su capa para aportarla al bienestar común.

4. Libérate de la necesidad de ser superior

Nadie es superior o inferior a nadie; por tanto, somos diferentes y en la diversidad se construye la riqueza de la humanidad. Podemos implementar nuestras propias realidades que no coincidan con las realidades implementadas por otros, pero cada uno se atiene a su propia realidad; podemos construir sistemas de pensamientos propios que no coincidan con los sistemas de pensamientos de los demás, pero cada uno se atiene a sus propios sistemas de pensamiento. Por último, podemos tener la necesidad de fundamento espiritual, la necesidad de equilibrio, la necesidad de sabiduría, e incluso la necesidad de autoestima; pero todo ello es mejor sin necesidad, esto es, el simple fundamento espiritual, el equilibrio, la sabiduría y la autoestima que sean en algún determinados como propios; sin que todo ello, en su conjunto, represente una superioridad o una inferioridad respecto a otros ni que se atribuyan a la propiedad de nadie: de ahí el respeto.

5. Libérate de la necesidad de tener más

El que siente necesidad de tener más, es porque no está satisfecho con lo que tiene, por un lado, y porque teme perder lo que ya tiene, de otro. Si no siento la necesidad de tener más, por ejemplo, soy pleno en mis actos. Al margen queda, por tanto, la creencia que teniendo más somos más; cometiendo el craso error de identificarnos con lo logrado, pues, no somos nuestros logros sino que somos lo que somos.

Si nos identificamos con lo logrado, perdemos la esencia de nosotros mismos y ponemos así valor a nuestra vida, cuando por esencia sabemos que valemos mas que todo el oro del mundo. Somos ser, somos esencia; no somos los atributos que rodean los logros ni somos los propios logros. Porque si nos identificamos con los logros y los atributos que hemos alcanzado en la vida, estamos desechando lo mejor de nosotros mismos: nuestro propio ser, porque no somos lo que nos rodea ni somos el deseo.

6. Libérate de la necesidad de identificarte con tus logros

Vanidad de vanidades es fachenda inútil. Es sólo una apariencia. Y no se puede vivir de las apariencias, porque todos los días tenemos que comer y no comemos viento ni ilusiones que no alimentan en nada a nuestra alma y nuestro cuerpo.

Cuando te identificas con tus logros, lo único que consigues es supeditarte a lo que obtienes. No obstante, tú vales más. Un logro es meramente un logro; nada más.

7. Libérate de la necesidad de tu fama

La necesidad de fama es el “complejo de Eróstrato”, en el que no importa hablar bien o mal sino hablar sin sentido, sin ton ni son, sin edificar sobre lo construido. Deseamos que quede vivo nuestro nombre y conseguir el fin del deseo, pero entiendo que no se alcanza la fama a cualquier precio que culmina en un minuto vacío de gloria. La fama llega con tu esfuerzo enfocado en ayudar a los demás.

De ahí que haya fama sin sentido, que sólo alimenta el ego de un esfuerzo propio que no reconoce el trabajo en equipo. Es como aquel hombre que iba a la biblioteca y cada día alguien se había adelantado al libro que deseaba leer. Deseó entonces que nadie hubiese en el mundo, tener todos los libros para sí y que solo tuviese tiempo para la lectura de tantos libros hechos en el mundo; y cuando despertó, se dio cuenta que por mas libros que pudiera él por fin tener en el mundo, no conseguía que nadie le diera siquiera de comer ni un aliento de vida en una palabra, un gesto, una mirada, una sonrisa, porque él sólo vivía para su mundo de lecturas y murió más pronto de lo que esperaba, víctima de su propio invento.

¿Realmente das vida a tus sueños o aún estás atado a tus necesidades? Da rienda suelta a tu imaginación y vuela alto porque puedes. ¡Libérate!

Sé que tu futuro está en ti.

Un abrazo de familia para toda la familia.

¡Desde el respeto hacia el respeto, un cordialísimo saludo para todos y para todas!

social17

qrcodeyoutube-channel-logo

Anuncios

Acciones

Information

Déjanos tu opinión

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: