Cómo luchar contra el alcohol con estilo

10 01 2016

El alcohol provoca el deseo pero frustra la ejecución

WILLIAM SHAKESPEARE

CABE VACUNARSE CONTRA EL ALCOHOL

EXISTE LA SALIDA

Para contribuir a la deshabituación al alcohol de una persona, hay que resolver prima facie la situación personal del paciente

La puerta a la que tocan los pacientes a veces es errónea, habida cuenta que acuden no solamente cuando el alcohol ya causa estragos disolviendo familias, matrimonios, amistades, empleos, cuentas bancarias y hasta neuronas; sino que, también, se llega a la consulta con objeto de solucionar el problema del alcohol.

El alcohol en sí no es un problema. El problema reside en quien lo consume y a título de qué. La mayoría de las veces, es posible refugiarse en el alcohol pensando resolver problemas personales de cualquier tipo. Es decir, buscamos ayuda fuera y no dentro de nosotros mismos.

Por lo tanto, al no acudir a ti mismo para afrontar el problema personal, normalmente produce aislamiento al buscar respuestas donde no las hay. Normalmente estas respuestas se buscan en el círculo social que por razones propias acudimos para afirmarnos en nosotros mismos.

Pero, para afirmarse en sí mismo, sólo tienes que mirar dentro de ti. Es muy posible que, en principio, por más que hurgues o remuevas en tu interior no halles nada. Es el momento de desprenderse de todo cuanto ata a tu mente. Sólo así hallarás el camino correcto para avanzar en el autoconocimiento.

Si bien el autoconocimiento es difícil alcanzarlo, más en situaciones adversas del alcohol, también es cierto que desprenderse de todo cuanto ata tu mente es el proceso más laborioso. Es la lucha contigo mismo en que sólo hay un vencedor: tú. Y, al propio tiempo, nadie más puede llevar a cabo esta lucha, pues, tú eres la única persona que se conoce en profundidad.

Un buen proceso es iniciar nuestra andadura mental en la infancia. Y si vemos algún tropiezo en nuestra andadura, comenzar a investigar, hurgar o remover los cimientos que te conmueven. Es un proceso lento y doloroso, como comprenderás.

Pero lo mejor de todo, es que dicho proceso tiene un principio y tiene un final. Así, pues, cuando hayas acabado con la primera piedra que hallaste en tu camino hacia la recuperación de tu propia vida, a la reconquista de tus hazañas, al caudal vital de la existencia venciendo el primer proceso, es conveniente avanzar hacia la edad de la adolescencia.

Quiere decirse que has de trabajar cada etapa de tu vida. No te preocupes, al final saldrás reforzado.

RICARDO MARÍN TÄLERO

Anuncios

Acciones

Information

Déjanos tu opinión

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: