Mantener el estrés bajo control

22 01 2016

A veces hay que poner tapones de cera en los oídos para no oír el canto de las sirenas

Ulises

RECUPERA TU VIDA

CONSERVA LO VITAL PARA TU EXISTENCIA

Para estar tranquilo y productivo es necesario reconocer tus debilidades y pedir ayuda cuando lo necesitas. Algo tan simple como hablar de tus preocupaciones proporciona una salida para la ansiedad y el estrés. Otro modo más simple es cambiar el chip: transformar tus pensamientos negativos en positivos cada vez que aparezcan. A esto se le llama gestión de la emociones.

La mayoría de las veces, la gente puede ver una solución al final del túnel. A veces, sólo se trata de inhalar y exhalar. Retener la respiración inhalada y soltarla gradualmente. Parece simple, pero la práctica de controlar la respiración entrena tu cerebro. Tómate un par de minutos para concentrarte en tu respiración. Más vale perder dos minutos en la vida, que la vida en dos minutos a causa del estrés. Siempre hay técnicas que te ayudan. En este artículo vamos a tratar las vías de solución al estrés en un mundo globalizado.

1.- REPLANTEA TU PERSPECTIVA

Nada mejor en un mundo globalizado que no perderse en sus avatares. No puedes controlar las circunstancias cuando ya se te vienen encima, pero sí puedes controlar el modo de gestionarlas; es decir, sí puedes controlar cómo responder ante ellas. Así, por ejemplo, si te hallas en una situación en la que tu cerebro sólo te condiciona aun sólo parámetro: Todo va mal o Nada funciona, nada mejor que parar, darte cuenta en qué situación estás y replantear la situación desde otro ángulo, desde otro punto de vista. Activa otras neuronas. ¿Cómo? No se trata e esconder la cabeza bajo tierra como el avestruz ante las dificultades, sino de algo más práctico como hacer una lista de cosas improductivas o que se resuelven mal. Con este sólo hecho y a medida que haces la lista, te das cuenta que limitas el estrés más de lo que inicialmente parece.

2.- NO TE HABLES A TI MISMO NEGATIVAMENTE

Detén el diálogo interno negativo. No des poder y preponderancia a los pensamientos negativos. Los pensamientos negativos son sólo eso: pensamientos no hechos. Con lo cual, entrar en la redundancia de esta clase de pensamientos, repercute encontrar caminos sin salida pues los pensamientos no están terminados, no están concluidos; son pensamientos inconclusos. Quiere decirse, que cuando tengas pensamientos inconclusos, lo mejor es darle forma, escribiéndolos. Así llegas a un final. Y esto produce satisfacción por la obra conclusa. Serás más racional, más lúcido y, por encima de todo, has llevado a cabo una evaluación de su veracidad, de la veracidad de tus pensamientos inconclusos. Escribe lo que estás pensando, como yo lo hago ahora; pero con tus propios pensamientos y notarás que te llevan por sendas misteriosas que no siempre son las mismas; sendas que, en fin, te permiten vislumbrar un futuro cada vez mas cierto.

Elimina de tu vocabulario acepciones como nunca, peor o no. Para la mente humana nada es imposible, para la mente humana todo es posible. Etiqueta tus pensamientos. Frena el impulso negativo y reflexiona sobre el estado actual de tu existencia. Separa los hechos, ayuda a escapar y avanza con perspectiva positiva.

3.- DUERME BIEN

Es muy cierto que conforme avanza la edad, se duerme menos. Pero aprovecha tus ratos de descanso y de ocio para permitir al cerebro que se expanda por áreas inexploradas. Cuando te canses, duerme. Una buena noche de sueño mantiene las cosas bajo control.

Olvídate: no hay proyectos estresantes. El ritmo lo pones tú. Es tu vida y ti salud. Es normal que alguna vez te impliques una noche o todo un fin de semana sin dormir para sacar un proyecto adelante, pero también es cierto que no hay cuerpo que resista trescientos sesenta y cinco días al año con sus veinticuatro horas sin dormir. No hay mal que por bien no venga ni cuerpo que lo resista. La falta de sueño incrementa la hormona del estrés, el cortisol. No obstante, cuando duermes, tu cerebro se recarga. No olvidemos que tu cerebro se alimenta de energía física y química, esto es, la mecánica cuántica del cerebro; pero también, la química de las emociones, ese cóctel de dopamina, adrenalina y norepirefrina. La dopamina provoca sentimientos de euforia, mientras que la adrenalina y la norepirefrina nos quitan el sueño ya que hacen que el corazón lata con fuerza. Por tanto, a efectos prácticos, suaviza los latidos de tu corazón con música relajante y despertarte alerta y lúcidamente. Se trata, pues, de una gestión de emociones.

4.- ADMINISTRA TU ALIMENTACIÓN

Hay alimentos que provocan la liberación de adrenalina, especialmente en situaciones de estrés, excitación o nerviosismo. La adrenalina es la fuente de respuesta de lucha o huida, al estilo del cerebro reptiliano. Un mecanismo de supervivencia que deja de lado un pensamiento racional y a favor de una respuesta más rápida. No todo alimento es físico; también hay alimento cultural e incluso emocional.

Las emociones invaden el pensamiento en un estado de estrés. La adrenalina se encuentra almacenada en la médula suprarrenal como gránulos con ATP (adenosin trifosfato), ligado a una bomba de protones que se libera por despolarización del potasio. De esta forma, la conversión de tirosina a L-Dopa y de L-Dopa a dopamina tiene lugar en el cerebro medio, concretamente en el citosol o hialoplasma; tras esto, la dopamina es recogida por las vesículas de almacenamiento. Quiere decirse, que la adrenalina es una hormona producida por las glándulas suprarrenales ubicadas en la parte superior de los riñones, mientras que la dopamina es un neurotransmisor o neurohormona liberada por el hipotálamo. Con lo cual, en fin, la adrenalina aumenta el ritmo cardíaco en situaciones de peligro; mientras que la dopamina se produce en muchas partes del sistema nervioso, especialmente en la sustancia negra, pero también es una neurohormona liberada por el hipotálamo, con lo cual, su función principal es inhibir la liberación de prolactina del lóbulo anterior de la hipófisis. En otros términos, la dopamina no es sólo el precursor de la adrenalina y de la noradrenalina, sino también un neurotransmisor. Por consiguiente, el valor observable de la adrenalina es la emoción; así, por ejemplo, el miedo. Y el miedo se puede gestionar como emoción. El miedo, en fin, no deja de ser una emoción negativa entre las cinco emociones básicas (negativas: ira, miedo, tristeza; y positivas: alegría, afecto) que, como paleta del pintor, se combinan entre sí dando como resultado otras emociones más de forma exponencial. Hablamos entonces de emociones primarias y secundarias de la inteligencia emocional, y allí me remito por razón de espacio.

5.- DESCONÉCTATE DE VEZ EN CUANDO

Algo tan simple como la ruptura del correo electrónico puede reducir el nivel de estrés. Nuevamente la gestión corre a nuestro favor. Así, leer el correo dos veces al día: al inicio y al final de nuestra actividad diaria.

Elige bloques de tiempo en tu actividad semanal. Estas rupturas son refrescantes para tu cerebro. A mediad que te sientes más cómodo con tu cerebro, es más probable que comiences a aceptar el tiempo que, en suma, es relativo e inventado por el hombre. Con lo cual, ampliarás gradualmente el tiempo para otras actividades.

6.- MANTENER UNA ACTITUD POSITIVA

Los pensamientos positivos centran la atención de tu cerebro liberándolo del estrés. Lo ayudas con algo positivo en qué pensar. Los pensamientos positivos te vuelven estable. De alguna forma, haces que las cosas vayan bien y tu estado de ánimo es bueno.

Identifica lo mejor de tu vida cada día. Enfoca tu atención hacia adelante, hacia un evento emocionante que transforma tu vida.

7.- EVITA PREGUNTARTE: ¿QUÉ PASARÍA SI?

Si mi tío hubiese nacido mujer, sería mi tía. Lo mejor es ceñirse a la realidad y así nos centramos en la vida con un objetivo; pero también, ponemos orden a nuestras ideas, a nuestros pensamientos.

No te preocupes por las posibilidades, pues éstas se dan a medida que transitas el camino que te lleva al objetivo vital planteado.

8.- CÉNTRATE EN UNA TAREA

Autodisciplina la organización de tu trabajo. Las tareas de mayor valor son el punto de partida para lograr una reducción en tus niveles de estrés a medida que avanzas.

En el futuro el experto eres tú. Nadie conoce mejor tu vida que tú mismo.

9.- ESTABLECE PRIORIDADES

¿Cuál es el uso más valioso de mi tiempo ahora?

Reducción objetiva, dado que no hay tiempo para hacerlo todo y siempre queda algo por hacer en el último momento. Algo más nos transciende.

10.- DESARROLLA TU PLAN

Lo que te permite ser cada vez más eficaz y eficiente.

Eficacia en la eficiencia. Todos los sistemas son eficientes. Lo esencial es ser eficaz en sistemas eficientes. Desarrolla un plan eficiente y luego decide qué es lo importante o eficaz. A continuación, decide cómo hacerlo. Así mejoras tu calidad y cantidad de producción.

11.- APRENDE DE LOS EXPERTOS

Los sabios conservan la sabiduría y el éxito deja pistas a seguir. El principio mas grande del éxito es aprender de los expertos, de los sabios en tu campo, sea cual sea al que te dediques.

Estudia las entrevistas, sus trabajos, discursos, biografías y autobiografías de aquellas personas a las que admires. ¿Qué tienen que ver todas estas lucecitas? Que forman un círculo que te permite almacenar algún tipo de información; en principio, todas fueron personas organizadas que organizaron sus vidas. Estos sistemas, estos círculos se autoreparan ellos solos al dominar las habilidades como, por ejemplo, practicar la gestión del tiempo a fin de estirarlo.

12.- ESTAR ABIERTO A NUEVAS IDEAS

Siempre hay tiempo para todo.

Nunca se sabe más de lo que se podría saber. Concentrarse en una actividad a la vez, te permite diversificar tu tiempo.

13.- ESTAR SIEMPRE ENFOCADOS

Si quieres conseguir que se haga algo, enfócate.

El permanecer enfocado permite no dejar de trabajar en la creatividad, independientemente de lo que esté pasando en tu vida bloqueas las distracciones: céntrate en lo que necesitas.

14.- SÉ EFICIENTE

Se trata de hacer la excelencia.

La excelencia genera sistemas eficientes. Así, puedes hacerlo todo en la mitad de tiempo y, cuando menos te lo esperas, ya lo tienes hecho porque, además, disfrutas haciéndolo.

15.- SÉ APASIONADO

La pasión es lo que te identifica y te hace diferente. La pasión que sientes por la vida, por tu vida.

Estás hecho de energía para ese proyecto.

16.- SÉ SOLUCIONADOR DE PROBLEMAS

La vida nos plantea problemas a resolver. He ahí lo interesante de la vida.

Al convertirte en solucionador de problemas, incrementas la creencia en tu capacidad para hacer las cosas y te refuerzas con cada logro, con cada éxito del camino trazado.

17.- PLANIFICA

Para alcanzar una meta, hay que trazar un camino. Para hacer un edificio, hay que trabajar los planos.

Las primeras pruebas te permiten calibrar las fuerzas que tienes y si son suficientes o debes aportar más para lograr aquello que te propones en la vida hacer. Si trazas un plan, sólo tienes que seguir el camino trazado rigurosamente.

18.- BUSCA LA PERFECCIÓN

No te conformes con la mediocridad: existe el trabajo bien hecho.

La persistencia permite el logro de objetivos. No renuncies, porque si el camino es arduo, ello significa que tiene más voluntad y más tesón para conseguirlo. Sólo cabe la paciencia y, al final, llegarás.

19.- NO ACEPTES EL NO PUEDO

No aceptes un no por respuesta en la vida.

El te permite avanzar. Te permite estar seguro de poderlo lograr. Sigue los síes para lograr cualquier cosa que te propongas hacer.

20.- NO PIERDAS EL TIEMPO

El tiempo es oro y te educa.

No dilates tus coas, que hay mucho por hacer. Siempre logras llegar a tiempo. ¿Cómo controlarlo? Recuerda que el tiempo está hecho por el hombre y para el hombre; y el hombre no ha sido hecho para el tiempo.

21.- ESTÁ SIEMPRE A TIEMPO

El tiempo es el activo más valioso. Organiza nuestra vida.

Preséntate a tiempo y espera que los demás hagan lo mismo. Así puedes coordinar actividades. Si vas a llegar arde, llama por teléfono o bien cambia tu agenda para otro día dado un compromiso ineludible. Has que el tiempo cree tiempo para ti.

22.- ESTAR ATENTO A TU LISTA: POR HACER

La creación de la lista por hacer permite liberarte sin tener que parar a pensar qué viene a continuación.

Con esto, ahorras una cantidad de tiempo considerable que puedes aprovechar para disfrutar con tus seres queridos. Se trata de llevar recados personales. Además, con la lista por hacer, decretas lo que sucederá y terminas haciendo.

23- NO DEJES DE TRABAJAR

Siempre queda algo por hacer, por más que hagas.

El trabajo educa e incluso relaja.

24.- DA PRIORIDAD A LO IMPORTANTE SOBRE LO URGENTE

No te dejes avasallar por lo urgente. Lo importante es dar cumplimiento de las cosas por hacer.

No te desmarques de tu objetivo, e incluye en éste al amor por tu familia y por los demás.

25.- SÉ METÓDICO

Planifica tu trabajo y luego trabaja tu plan. Sigue un orden lógico y crea contendió de calidad de forma persistente.

Para poner en movimiento tu propio plan (no el plan de otros), es conveniente crear una campaña con múltiples paso, cada uno con su meta, que corresponda a una perspectiva enfocada en el objetivo de tu existencia. Así, tendrás una variedad de diferentes recursos cada semana durante al menos un mes que se prolonga indefinidamente siguiendo un proceso creativo implementado y mejorado con el tiempo.

26.- PIENSA EN GRANDE Y SERÁS GRANDE

La fijación de metas acelera tu éxito.

El poder nace con la coherencia de tus metas, por más grandes que éstas sean. El camino óptimo te empuja a tu objetivo. Hazlo ahora, hazlo ya; pero por escrito; que las palabras se las lleva el viento. Luego, encuentras los escritos y seguramente te sorprenderás incluso agradablemente. Lleva acabo metas de uno, cinco y diez años. No más. Consulta tus metas con asiduidad. Luego pregúntate: ¿Qué puedo hacer para acelerar mis metas de diez años a un año?

27.- CONSTRUYE UNA MENTE RESISTENTE

Trabaja de forma productiva durante horas a la vez.

Esto te capacita para tener resistencia cerebral y emocional. El enfoque es de suma importancia, Incorpora sistemáticamente tu resistencia en el mundo de los negocios durante décadas, durante largos tramos de trabajo que se completan exclusivamente. Maneja tus habilidades sin distracciones, pero reconoce cuándo llegas a vagar fuera de foco. Entonces realiza un análisis exhaustivo de tus actividades diarias cada noche y busca oportunidades para mejorar.

28.- EVITA LA FATIGA

Conoce tu fatiga y tus límites. No los sobrepases.

En caso de fatiga, conserva tu poder mental tomando decisiones reversibles lo antes posible con acciones recurrentes a ejecutar por medio de tareas más simples o en piloto automático.

29.- REINVIERTE EN TI MISMO Y REINVÉNTATE

La mejor inversión es la que haces en ti mismo. Busca una fracción del saber donde te encuentres cómodo.

Lee, escucha y busca inteligencia. Sólo puedes ser maestro en tu campo, pero antes tienes que aprender. Consume el aire del conocimiento y aprende de ti. Premia tu trabajo y evita el desgaste. Los hijos pueden mejorar tu estilo de vida que alguna vez trazaste para ellos. Masajea tu cráneo con tus manos como hábito.

30.- LA EDAD ES SÓLO UN NÚMERO

Consiste en coger una teoría abstracta y hacerla realidad. Esto es la vida. Y este aspecto es lo que me encanta.

Ahora estoy convencido de que funciona y las preguntas planteadas quedan con respuesta. Has que las cosas sucedan. Si crees que puedes hacerlo, lo harás en la dirección que deseas. El éxito no admite excusas. Acelera tu energía asombrosamente nueva. Crea una bola de nieve de impulso que logra que los tuyos son parte de tu vida. El trabajo inteligente produce éxito.

31.- CREE EN TI MISMO

Si no eres tú, ¿entonces quién? ¿Quién te conoce mejor que tú mismo? Sólo tú.

Lleva a cabo tus sueños. El éxito es el resultado de retos superados: mantenlo simple y recuerda que el éxito no es un derecho, sino una obligación que produce aquel resultado que tú impregnas en él. Por eso, sueña en grande; porque los sueños grandes producen resultados grandes.

32.- APRECIA LO QUE TIENES

Tómate tiempo para estar agradecido. Ten los medios para hacerlo realidad. El desafío radica en reconocer cuándo necesitas usarlas, a pesar de lo demás.

Si cultivas una actitud de gratitud, experimentas mejor estado de ánimo.

RICARDO MARÍN TÄLERO

 

Anuncios

Acciones

Information

Déjanos tu opinión

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: