El Factor Confianza en la Organización

15 07 2017

Valiente

De pequeño escuché una historia de dos tigres pintados ante una puerta que no permitía el paso de los transeúntes por miedo; sin embargo, quien notó que eran pintados entró. Entonces comprendí que ser valiente es simplemente no dejar que nuestros miedos disfracen nuestros fantasmas más oscuros y seguir adelante para averiguar lo que hay tras la puerta del éxito. Lo que no sabía es que el éxito es un hábito de acciones diarias

Ricardo Marín Tälero

 

¿Qué es una organización?

Una organización es toda asociación conformada normalmente por sujetos y reguladas por un conjunto de normas propias, con miembros, alcance o presencia y unos fines comunes. La organización puede ser nacional o internacional, o bien de servicio público o privado.

¿Qué es la confianza?

La confianza es la creencia en que una persona o grupo será capaz y deseará actuar de manera adecuada en una determinada situación o pensamientos. Es una hipótesis sobre la conducta futura del otro que se ve más o menos reforzada en función de las acciones. La confianza es un valor que transforma el miedo en una ventaja.

¿Qué es el factor confianza en la Organización?

Stephen M.R. Covey nos dice al respecto que la confianza es un motor económico, una habilidad que se aprende, que se puede cuantificar y que incrementa la rentabilidad en las organizaciones y hace las relaciones más dinámicas“.

El valor de la confianza es, sin duda, uno de los valores más importantes que tenemos, que podemos desarrollar y sobre todo que podemos transmitir. Dar confianza genera confianza. La confianza es, pues, una fortaleza emocional concreta de unos valores personales, con el propio sentimiento de valor y propósito. Confianza es fe, certeza, seguridad, convicción. Que debe alimentarse constantemente con amabilidad, cordialidad y tolerancia. Lo que da valor a cada persona en sí misma en todos los ámbitos de la actividad humana. Es ética profesional, es un principio.

¿Cómo fortalecer la confianza a través del miedo?

Las personas, por el mero hecho de ser personas, a menudo sienten tensión improductiva; esto es, miedo. ¿Qué es el miedo? El miedo es una sensación de angustia provocada por la presencia de un peligro real o imaginario. Es un sentimiento de desconfianza que impulsa a creer que ocurrirá un hecho contrario a lo que se desea.

Por tanto, si el peligro es real, el miedo es saludable y se puede evitar. Hay 7 herramientas para ello.

7 herramientas para evitar el miedo

Desde el punto de vista del miedo saludable, el miedo es una reacción natural, instintiva al peligro y es necesario sentirlo para sobrevivir como especie.

1) Admítelo

Debes reconocer cuando hay un miedo. Saber que existe, que es latente y pide atención como un bebé. La clave es actuar para empezar a generar confianza.

2) Anótalo

Al escribir tus miedos, desaparecen y aparecen otros miedos virtuales que crees se puedan hacer realidad, aunque no tengas la certeza de ellos. El investigar tus miedos y anotarlos te permite tener una plenitud de vida saludable.

3) Investiga

Averigua el origen de tu miedo y ámalo. ¿Qué es el amor? El amor es un sentimiento de vivo afecto e inclinación hacia una persona, una cosa y hacia cualquier otro sentimiento al que se le desea todo lo bueno e incluso compartir una vida en común. Es vivir con tus miedos, comprenderlos, amarlos, respetarlos.

4) Evítalo

No hay nada malo en tener miedo, forma parte de ti, viene en tu naturaleza intrínseca desde el cerebro reptiliano. ¿Qué es el cerebro reptiliano? Es aquel donde se originan nuestros impulsos negativos debido a una frustración por un deseo no cumplido. En cuyo caso, el cerebro reptiliano incita a huir o a luchar. En este sentido, hay un modelo de “cerebro triúnico” que se han superpuesto durante el período concerniente a la evolución humana en este orden: reptiliano (emoción de atacar o huir ante el mamut durante la era prehistórica ), límbico (gestiona respuestas fisiológicas ante estímulos emocionales: esto es, memoria, atención, instintos sexuales, emociones -placer, miedo, agresividad, sumisión-, personalidad y conducta) y neocortex (cerebro racional, capitán del barco -lóbulo prefrontal y frontal, esto es, la frente de los mamíferos situada por encima de los ojos-). Si se identifican tres cerebros, la evolución da lugar a un cuarto cerebro del hombre neosférico, esto es, aquel cerebro que siente dolor, emociones, amor. Pero también, un quinto cerebro: el corazón que piensa, la inteligencia del corazón. El corazón tiene cerebro, un sistema nervioso independiente y bien desarrollado con más de 40.000 neuronas y una compleja y tupida red de neurotransmisores, proteínas y células de apoyo. El corazón puede tomar decisiones, aprender, recordar, percibir; según estudios de Annie Marquier, frutos de 30 años de investigación (Annie Marquier, “La libertad de ser. El camino hacia la plenitud”, Ediciones Luciérnaga, 2000).

5) Cuestiónalo

Aquí la pregunta reflexiva a realizar es: ¿Qué es lo peor que puede pasar si lo hiciera? ¿Qué es lo mejor que puede pasar si no lo hiciera? Independientemente cual sea tu respuesta, no pasa nada ni el mundo se acaba. Trata de probar algo distinto, algo diferente que transforme tu vida y la de los demás en beneficio de la Humanidad, pero siempre bajo el criterio de la reflexión. Hay que pensar para actuar y no actuar para pensar.

6) Atrévete

Hay una forma efectiva de vencer tu miedo si es real: lánzate a hacer las cosas que temes hacer, siempre y cuando no corras peligro alguno: reflexiona. Da seguridad, confianza. Sólo has de intentar que funcione y mejorar en el intento tras acciones repetitivas de lo mismo. Una y otra vez hasta que se afiance en ti. Has un plan y ejecuta esas habilidades y hábitos  vitales que son necesarios. Respira vida tras la reflexión.

7) Vívelo

La mayor parte de los miedos están proyectados hacia el futuro. Entonces hablamos que tenemos miedo hacia lo desconocido. Nos preocupan cosas que pueden pasar, nos angustiamos por ello y nos perdemos el disfrutar del presente. Entonces, mejor decide no vivir en el pasado ni pensar en el futuro porque solamente existe el ahora. El pasado fue, el futuro no existe; y cuando digo “presente” ya es pasado.

Vivimos en un mundo relativo.

¡Desde el respeto hacia el respeto, un cordialísimo saludo para todos y para todas!

Marintalero

fondos-de-pantalla-blanco06

Anuncios

Acciones

Information

Déjanos tu opinión

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: