La Emoción de Vivir

15 07 2017

Resultado de imagen de nunca encontraras un arcoiris si estas mirando abajo significado

Sin una ilusión no vale la pena vivir: La vida parece un mártir sin fin. Tal como piensas, así te haces. Ni una palma de la mano es igual a otra del mismo individuo

Ricardo Marín Tälero

EL MAPA DE LAS EMOCIONES

Según Eduard Punset, las 307 emociones que incluyen este mapa permiten visualizar y comprender nuestro comportamiento como seres humanos. El mapa es una herramienta que nos desvela un universo de emociones, a través de determinar qué zonas del cuerpo se activan según los sentimientos. Los pensamientos generan sentimientos y éstos, a su vez, generan emociones determinadas por nuestras experiencias personales. Ante los pensamientos, sentimientos y emociones podemos actuar o reaccionar de forma adversa, o bien, en el sentido propio de la emoción que produce un cúmulo de sentimientos. A su vez, los sentimientos, antes de transformarse en emoción, pueden controlarse por nuestros pensamientos. Tal como piensas así de haces.

El mapa gráfico de las emociones nos indica cómo somos y cómo actuamos. Por lo que entra en juego la personalidad, esto es, aquel conjunto de rasgos y cualidades que configuran la manera de ser de una persona que la diferencian de las demás. Ni una palma de la mano es igual a otra y los expertos crean un mapa emocional, según investigadores de la Universidad de Aalto de Finlandia, gracias a una investigación pionera del Dr. Lauri Nummenmaa, en virtud de un proyecto que establece un paralelismo entre el universo cósmico y el mundo de las emociones intrínsecas al ser humano. Tal como es arriba es abajo (Tabla de Roseta).

Según ese proyecto del Dr. Nummenmaa, de forma metafórica se aplican las estructuras del universo a las emociones que nos identifican y nos definen como personas únicas y en continuo proceso de cambio. No hay que olvidar que la Universidad de Aalto de Finlandia nace como fusión de tres universidades existentes en Helsinki de tecnología, economía y arte.

Bajo mi punto de vista, cabe una ligera apreciación. Si tal como es arriba es abajo y el universo es infinito, ello significa que las emociones también son infinitas y no se refieren sólo a un mero número cuantificable cifrado en 307. A mi entender, el estudio de diseño PalauGea, de Eduard Punset  y el catedrático Rafael Bisquerra, se apartan, con mucho de la creación del Proyecto Nummenmaa (Lauri Nummenmaa, Enrico Glerean, Riitta Hari y Jari Hietanen, 2014), mediante el monitoreo de la topografía de sensaciones por retroalimentación somatosensorial, cuyo trabajo viene publicado en la Academia de Ciencias Americana, dando lugar al descubrimiento de un sexto cerebro corporal, fruto de la inquietante pregunta: ¿En qué parte del cuerpo se sienten las emociones? A este ritmo estrepitoso de la ciencia cabe imaginar un número infinitos de cerebros neuronales y celulares e, incluso, de cada partícula del tejido adiposo.

Todo ello no desmerece el diseño PalauGea (Anna Gea, Víctor Palau y Rafael Bisquerra, 2015, con prólogo de Eduard Punset, el reto de hacer tangible lo inmaterial, que se puede adquirir en universodeemociones.com). Como tampoco desacredita algún trabajo anterior de 1972, según el cual, un psicólogo de Stanford realizó un experimento en que ofreció a una serie de niños de 4-6 años un bombón en una habitación libre de distracciones, con el condicionamiento que si se resistían a no comerlo durante 15 minutos les daría dos bombones en lugar de uno. El resultado de este experimento del bombón fue diverso y la conclusión del estudio es que aquellos niños que aguantaron sin comerse el primer bombón ante sus ojos, demostraron una mayor capacidad para controlar sus impulsos y posponer en aras a la mayor gratificación. La gratificación, precisamente uno de los rasgos que Daniel Goleman considera importante en la Inteligencia Emocional. No olvidemos tampoco la teoría del condicionamiento clásico de las respuestas inmunológicas (1994), mediante el aprendizaje en psiconeuroinmunología (un campo interdisciplinario que se ocupa de estudiar las relaciones entre conducta, sistema neuroendocrino y sistema inmunitario, que pone de manifiesto una concepción interactiva de los sistemas nervioso, endocrino e inmunitario en la regulación y desarrollo de sus funciones [Ader, Felten y Cohen, 1991]), basado en los trabajos pioneros de Iván Pavlov (Conductismo, 1927, modelo estímulo-respuesta no aprendida o incondicional, donde un estímulo condicional produce una respuesta condiconal).

Resumiendo, en síntesis apretada si me apuran, el mapa de las emociones (original en abstracto: Proyecto Nummenmaa, 2014) tiene resonancia en el Diseño PalauGea (2015); más todos ellos tuvieron su base en trabajos pioneros de Pavlov (1927) y el Mapa Sentimental (Javier Urra, 2012, basado en los estudios del psicólogo de Stanford, 1972).

En suma, la ciencia avanza trepitosamente a pasos gigantescos y llegados a este punto algo nos deja entrever: “El monitoreo de la topografía de sensaciones corporales provocadas por las emociones produce una herramienta única para la investigación emocional y podría incluso proporcionar un biomarcador para los trastornos emocionales“(Mapas corporales de emociones, NCBI, 2014).

¡Desde el respeto hacia el respeto, un cordialísimo saludo para todos y para todas!

Marintalero

fondos-de-pantalla-blanco06

Anuncios

Acciones

Information

Déjanos tu opinión

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: