¿QUÉ TALENTOS TE IDENTIFICAN?

27 01 2019
IKIGAI [Autorrealización]


El secreto de la existencia no consiste en vivir, sino en saber para qué se vive
Fédor Dostoievski

GUÍA COMPLETA DE TALENTOS

Un método diseñado en estados Unidos identifica el talento de cada persona (1). De hecho, hay un test básico que sustenta el programa (2). Este sencillo método permite identificar tus 10 mejores talentos o habilidades para sobrevivir. Su sencillez radica en contestar 34 preguntas de un test que te permite conocerte a ti mismo. Este test es contrastado con lo que los demás conocen de ti. Y a partir de este constraste, a resultas de ello, salen a relucir tus 10 mejores habilidades para una vida exitosa en los negocios, en lo social, en lo económico y financiero, en lo profesional por lo que hace a tu desempeño en la empresa, en lo educativo, en lo comercial…; y en un sinfin de connotaciones en las diferentes áreas de desempeño del ser humano.

En base a lo anterior, se descubre que las personas de éxito no trabajan áreas de mejora, sino, más bien, se enfocan en sus fortalezas (3). De tal forma, que, a modo de educación finlandesa (4), se potencian las habilidades: Sin tareas, teniendo tiempo para ser niños. De este modo, se crea una sinergia muy poderosa de habilidades que responden a perfilar un estilo de vida diferente, en el sentido de potenciar al individuo, dando espacio para su crecimiento exponencial.

Sólo así se comprende que mi éxito sea tu éxito; y que nuestro éxito avance unido con el éxito del equipo en una misión común. ¿En qué talentos te apoyas para crecer? ¿En qué área específica de tu vida puedes aplicar los talentos que te caracterizan? (5)

Con sólo contestar para ti mismo estas dos preguntas optimizas tu vida y descubres tu propósito de vida: pero el tuyo propio, no el de los demás. Sólo así puedes avanzar con éxito tras éxito.

Eres bueno por defecto. Cabe admitir que no es ociosa esta apreciación, toda vez que el Instituto Gallap, creadora del test en cuestión, es una empresa estadoudinense que estudia las tendencias socio-económicas y demográficas de todo el mundo. En este caso, la investigación se lleva a cabo por el psicólogo Donald Clifton, que trabaja el campo durante cuarenta años estudiando a más de trescientas mil personas de éxito, identificando así 34 talentos a raíz de una prueba de 177 preguntas a cada una de ellas (6).

Otra cosa bien distinta es que no te creas bueno por defecto. Aunque una cosa es bien cierta: hay tres tipos de talentos que todos tenemos: los talentos ocultos, los talentos potenciales y los talentos evidentes (7). Dentro de éstos últimos, los evidentes, figuran aquellos que otros ven en ti. En todo caso, agradece.

Que seas bueno o no seas bueno no afecta tu esencia.

Entonces, ¿qué es talento? Es la capacidad que tiene una persona para desarrollar una habilidad con tal facilidad y aptitud que otros no poseen. es algo que te identifica. ¿Para qué eres bueno? Identifica para lo que eres bueno y potencia tu habilidad. Eso te hace libre. Porque no dependes de los demás para sobrevivir.

Es así como se han creado las grandes mentes, los forjadores del mundo contemporáneo, pues, tuvieron una habilidad para desarrollar que otros no vieron. Para muestra, un botón: ¿Quién iba a pensar que un ratón, un animal que puedes dejar pasar porque no lo ves o no quieres verlo, pudiera hacer famoso a alguien? Sólo echa un vistazo a la historia de Walt Disney, creador del ratón Micky Mouse o ratón Micky. Se llama creatividad. Simple y llanamente. Eso sí, la creatividad es una habilidad. Descubre la tuya con el test Gallap aquí (8).

Llegados a este punto, ¿cómo decubrir tu talento? Siguiendo las cosas que te gustan, haciendo aquello con lo que más disfrutas, lo que te hace feliz. Pues, al fin y al cabo, ¿no es la felicidad el más grande de los propósitos de vida?

En cualquier caso, si hallas tu talento, hallas tu propósito de vida. Esto es, para qué has venido al mundo. Hallar tu propósito de vida es unirte, pero no por un momento, un instante o un segundo; sino unirte para toda una eternidad porque luchas por ese propósito a muerte. Entonces, y sólo entonces, transciendes.

Antes no. Antes eres como una barca ya sin timonel, un barco sin vela que es llevada donde sopla el viento, una maleta que la llevan de un sititio para otro sin enterarse a dónde va. Esto en primer lugar.

¡Así que haya tu propósito, tu razón de ser! ¡Vive! ¡Te quiero libre en la inmensidad!

Ahora bien, tu habilidad requiere un proceso para ser desarrollada en plenitud. El campo de trigo se mece armoniosamente en su zona de confort. Para incrementar este confort y darse a los demás, el trigo ha de ser recolectado, procesado, secado, triturado, amasado, fermentado, troceado, horneado hasta ser servido en una mesa para alimentar a otros. Esto en segundo término.

¿Estás dispuesto a pasar por el proceso del trigo?

Aún voy más allá, en última instancia. Quiero decirte, que vales más que todo el oro del mundo, que el oro no te hace; eres tú el que hace al oro, eres tú tu verdadera riqueza. Es más, el dinero no hace al hombre, sino que es el hombre el que hace dinero. Incluso, los primeros billetes se fabricaron en Suecia en el año 1661 y el hombre ya existía desde antes de esta fecha. Quiere decirse, que el hombre fabrica el coche y no es el coche el que fabrica al hombre. El valor del individuo hace que esto sea así. Tú tienes un valor, un talento, eres portentoso en algo. Tú tienes algo que los demás no tienen. Tú tienes algo que te define.

Haya tu grandeza en ti.

Por último, si me permites, cosecharás aquello que siembras. No pueden pedirse peras al olmo. Si siembras odio y rencor e incluso la queja continua que agota tu existencia, cosecharás odio, rencor y queja continua. Y tu vida será agobiante, estresante y siempre verás que te salen mal las cosas. Estos no son talentos ni crean prosperidad y abundancia en tu vida.

Si, por el contrario, siembras tus talentos en ti, que eres tierra fértil, podrás ofrecer un servicio a la humanidad.

Un par de cosas más, si me permites aún (9). La primera de ellas, consiste en ver todo lo que te trajo hasta aquí, hasta el momento presente que conforma tu ahora. Por el camino has ido sembrando tus virtudes en otros. Y también has aprendido de la vida de otros. Si lo has hecho bien, tendrás en ti todo un cúmulo de virtudes con qué afrontar las dificultades que la vida a diario nos presenta. Como colofón de lo anterior, te darás cuenta que eres afortunado y, por ello, agradecido; porque no hay mayor agradecimiento que constatar el hecho de que estás vivo. Esto es el principio de gratitud.

Este es el verdadero agradecimiento: que podamos respirar, que podamos ver y sentir las cosas, que podamos oír y entender, que podamos hablar y que podamos comer. El hecho de estar vivos ya es la puerta de todas las virtudes. Y si has sido puesto en el mundo es para dar constancia de que ésto es así y no de otro modo. Por el mero hecho de vivir ya dejas constancia de ello. No se pueden encarcelar las ideas. Y de ahí pasamos al segundo principio: el principio de la libertad.

Si bien el hecho de estar vivos ya es motivo de gratitud, el de la libertad es servir a los demás. Como bien apunta Teresa de Calculta, “quien no vive para servir, no sirve para vivir“. Entonces, ¿de qué vale la pena estar vivo si no tienes libertad, si no eres libre para expresaar lo que piensas? ¡Lucha por tu libertad! La libertad no es para ti ni para mí; es para todos. Y a través de la expresión libre de mi ser puedo dar un hálito de esperanza a los demás.

¿Qué percibes ahora? ¿Qué escuchas? ¿Qué conciencia del tiempo tienes?

Ahora te acabas de descubrir.

El segundo paso, tras el agradecimiento por la vida y la libertad, consiste en descubrir tu mundo interior. Vamos a profundizar un poco.

Para ello, estudia tus episodios exitosos y cómo te has sentido en esos momentos. A partir de aquí, crea un reflejo condicional para todos esos momentos en que puedes sentirte apesadumbrado y triste. Este acondicionamiento consiste en reflejar en ti la actitud emocional que viviste en tus momentos exitosos.

Si te cuesta hallar estos momentos que para ti son exitosos, en los que tuviste éxito frente a una dificultad, sea la que sea la que ésta fuera, piensa un segundo: Todo en la vida está compuesto de cosas buenas y cosas malas que nos pasan. De las malas aprendemos una lección que nos forma y fortalece. De las buenas, disfrutamos.

Dicho de otro modo, sean buenas o malas las cosas según nuestra etiqueta, no dejan de ser constructivas todas ellas. Las unas porque te edifican, las otras porque te transforman.

En virtud de lo apuntado finalmente, podemos decubrir que tenemos talento.

¡Tienes un tesoro, valóralo; gestiona tu vida y tu tiempo!

LIBERA EL POTENCIAL DE TU TALENTO

Hay varias técnicas, todas ellas muy provechosas a las que puedes acceder echando un vistazo en la web: 1) Do it (D: Define el problema, O: Open Mind, I: Identifica la mejor solución, T: Transforma), de Robert W. Olsen, que ayuda a extraer lo mejor de las herramientas creativas; 2) Método Scamper, de Bob Eberlee, un checklist detallado sobre una idea base; 3) Método 635, diseñada por el psicólogo Bern Rohrbach y desarrollada por Walt Disney que produce el “Efecto Eureka”en el ámbito creativo para generar ideas nuevas y diferentes, al reunir 6 personas, sacar 3 ideas de ellas en base a intervenciones en turnos de 5 minutos cada una; 4) Mapa Mental, cuyo difusor fue Tony Buzan en su obra “Use Your Head“, que es un diagrama utilizado para representar tareas a modo de panel de sueños, que ayuda a sintetizar ideas creativas en forma de diagrama alrededor de una palabra; y 5) Maslow, del psicólogo humanista Abraham Maslow, que consiste en “perderse en el presente” a modo de Mindfulness y a fin de establecer una jerarquía de las necesidades humanas.

¿CUÁLES SON LOS PROPÓSITOS QUE DESCUBREN TUS SUEÑOS?

Toda idea, como la de Walt Disney, nació de un sueño que se convirtió en una misión. La misión de la NASA es conquistar el espacio. Se llama Misión, porque el espacio es infinito y nunca se conquistará. POr eso hay ladrones de sueños que te dicen que nunca lo conseguirás. PeRo si tu sueño es fuerte, sólo fuerte, ya es suficiente para hacerlo realidad. Entre el sueñio y la realidad vives un proceso. Como el proceso del trigo, por ejemplo.

Así, entonces, recuerda con lo que soñabas en tu infancia. Ahora puedes hacer realidad tus sueños. Y la suma de todos los sueños realizados conforman el mundo en cada tiempo y lugar. Otro impacto soñador fue la primera vez que fuistes al cole, o bien tu primer trabajo o te casaste o bien cuando nació tu hijo. Un hijo transforma todo lo que hasta el momento tenías pensado que era la vida. Y en función donde impacten estos sueños en tu cerebro eres de una forma u otra. De ahí, el principio de respeto por la integridad de la persona. ¿Qué sueños te impactan más? Crea una lista de diez elementos, quédate con los cinco primeros y trabaja con éstos.

Descubrirás entonces tu conocimiento, tu motivación y tu habilidad para hacer tus sueños una realidad.

¡Muchos éxitos en tu viaje! ¡Nos vemos pronto!

Marintalero


Acciones

Information

Déjanos tu opinión

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: